miércoles, 14 de agosto de 2013

La "Industria" de la Construcción y su Analogía

La "Industria" de la Construcción y su Analogía

En la actualidad, la tecnología juega un papel importantísimo en la productividad de cualquier industria. Es por eso que las industrias han multiplicado su productividad a lo largo de los años, pero cuando hablamos de industrias, tenemos que dejar particularmente afuera a una de las más importantes, la construcción.


Un estudio realizado por el investigador Paul Teicholz de la universidad de Stanford, mostró que el crecimiento de las industria general (exceptuando a la agrícola) fue de aproximadamente el 215% desde los años 60 hasta fines de la década pasada (1964-2006). Así mismo, se evaluó a la construcción como un elemento particular y nos encontramos, no sólo con que no ha subido la productividad, sino que ha bajado.




Pero suponiendo un error en los estudios del profesor Teicholz, podemos ponernos del lado de la seguridad diciendo que, mientras la industria en general triplicó su productividad en los últimos 50 años, la construcción la mantuvo constante. (!?)


No podemos negar que los automóviles no se hacen cómo antes, las comunicaciones no se realizan igual, las cirugías han avanzado en sus técnicas, pero la pregunta es: La construcción de los años 70, es muy diferente a la actual?.

Lo particularmente extraño es que, si utilizaríamos la analogía entre el procedimiento para construcción aplicado a la industria automotríz, el ejemplo tendría conclusiones muy particulares.

Analogía del Automóvil con metodología de la Construcción: 

Imagen 1 - Plano Inicial

Una persona desea tener su primer vehículo familiar, entonces, mediante la recomendación de amistades, concurre a tres Arquidiseñadores de Autos, ellos lo entrevistan, le preguntan cuantos miembros tiene su familia, que tan seguido se van de vacaciones, cual es su presupuesto disponible y así presupuestan el "posible" diseño del futuro proyecto. Elige el diseñador de menor presupuesto y éste mismo se pone a trabajar logrando el resultado "ideal"(ver imagen 1).


El trabajo del arquidiseñor lo deja relativamente conforme, entonces paga su remuneración, se despide y con éstos planos, concurre a un Contratista Principal de Chapa y Carrocería. El cliente toma el plano del diseño y evalúa el precio (en $/kg) obviamente con la premisa aclarada en presupuesto de:  "Motor Standard, no apto para picadas, algo de ciudad que sirva para algún viaje de vez de cuando". Estima los kilos según el plano del diseño (más no puede hacer) y envía el presupuesto.
En ese momento el cliente saca sus cuentas, acepta el presupuesto, pero aclarando que el se va a hacer cargo de los materiales y del motor, así que deben ser descontados.

Imagen 2 - Motor No Standard
Mientras el Contratista Principal de Chapa y Carrocería comienza su trabajo (con un pedido inicial de materiales), el Cliente recorre Talleres Mecánicos buscando un motor para su vehículo. El motor que finalmente se compra, en oferta, es un motor muchísimo más potente y a la mitad del descuento que le había hecho el contratista por uno standard! Negocio Genial. El problema resulta cuando, al llevarlo al Contratista, las dimensiones complican el diseño original, pero al estar ya comprado (y en oferta), el diseño original comenzará a sufrir modificaciones (ver imagen 2).


Una vez avanzada la construcción, El Contratista pide al cliente la presencia de un Electricista Automotriz, un Hidráulico (Plomero?), un Pintor, un Mecánico, un Neumático, etc etc etc. Todos Subcontratistas, que deberán trabajar en el mismo taller, todos opinando en su tema, modificando el diseño inicial, chocando contra los otros gremios, generando adicionales en costos y tiempos.

Al verse superado por la situación, el cliente, aconsejado por su terapeuta, decide contratar algunos profesional para su asesoramiento técnico y resolución de conflictos, un contador, un abogado y un arquitecto que puedan, además de cobrarle, generarle un mejor final del asunto, ya que la situación lo ha superado.


Después del ingreso de los nuevos profesionales para la coordinación de los problemas, se procede al estudio del caso y se toma la decisión de cambios en el Contratista, en Subcontratistas, en Proveedores. Descartando la generación de costos y tiempos adicionales imprevistos.

Finalmente, el resultado material del Proyecto, una vez pasado 3 años (de 1 inicialmente proyectado) del inicio del mismo, con el doble de los costos proyectados, 2 juicios y varias horas de psicólogos es el siguiente:


(Cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia)

Entonces...Cómo pensamos que hubiese sido la curva de productividad de la Industria Automotriz si los procedimientos de trabajo serían estos?

FUENTES:
Paul Teicholz de la Universidad de Stanford
Carlos Ramos - Director de Educación de Autodesk
Homero Simpson - Foto del Homeromovil de Industrias Powell